Canal salud

This post is also available in: Inglés

  1. Bebe abundante líquido: agua, zumos, infusiones, …
  2. Descongestiona las fosas nasales con irrigaciones de soluciones isotónicas o hipertónicas o inhalaciones balsámicas.
  3. Mantén una higiene rigurosa: lavado de manos con agua y jabón o geles alcohólicos, pañuelos desechables, …
  4. Ventila adecuadamente la casa o el lugar de trabajo y mantén una temperatura confortable: 21 – 24 º C
  5. Si fumas, reduce el consumo o intenta abandonar el hábito.
  6. Usa la ropa adecuada para evitar sufrir cambios bruscos de temperatura.
  7. Toma alimentos ricos en vitaminas para mejorar tus defensas: verduras, cítricos, …
  8. Evita el contagio cuando estornudes, protégete la boca y la nariz con un pañuelo. No te lleves las manos a los ojos y la boca.
  9. Prioriza los espacios abiertos frente a lugares muy cerrados y abarrotados, a fin de reducir los riesgos de contagio.
  10. Si tienes fiebre o molestias muy intensas, consulta con tu médico o farmacéutico.

Sol y pieles sensibles

[flowplayer src=’http://farmaciaalbatros.es/wp-content/uploads/2011/05/eau_thermale_avene-exposicion_solar.flv’ width=352 height=240]

Los rayos solares: UVA y UVB y la piel

Los UVA: Muy penetrantes, alteran las fibras elásticas de la piel y son responsables de su envejecimiento prematuro. Intervienen en la génesis de ciertos cánceres cutáneos. Los UVB: estimulan la melanina, provocando en 48h la aparición del bronceado. Responsables, a corto plazo, de las “quemaduras”, y a largo plazo, de un envejecimiento cutáneo prematuro y de la génesis de ciertos cánceres cutáneos.

Conocer nuestro fenotipo es aprender a ser prudentes

Si hoy en día no necesitamos subrayar la utilidad del sol por sus aportaciones en vitamina D y el placer que proporciona, si es necesario recordar los peligros de las largas exposiciones. Sus relaciones con el sol dependen de su fototipo, este viene determinado por el color de la piel, de los ojos, del pelo y por la capacidad de broncearse. Por ello necesitamos conocer los efectos del sol para poder aprovechar los beneficios, protegiendo la piel contra los efectos dañinos. [flowplayer src=’http://farmaciaalbatros.es/wp-content/uploads/2011/05/eau-thermale-avene_fototipo.flv’ width=352 height=240]

[flowplayer src=’http://farmaciaalbatros.es/wp-content/uploads/2011/05/eau-thermale-avene_proteccion_solar.flv’ width=352 height=240] La piel puede expresar las reacciones al sol de mil maneras. Para describirlas simplemente,distinguiremos las reacciones inmediatamente visibles, llamadas “a corto plazo”, y las que tardan más tiempo en manifestarse y que aparecen “a largo plazo”.

A corto plazo

Las reacciones normales

El bronceado

El bronceado es en realidad una reacción natural de defensa de la piel contra los rayos ultravioleta A y B. Los melanocitos (que se encuentran en la base de la epidermis) empiezan a sintetizar la melanina (pigmento moreno), en cantidad más grande. La función de la melanina es absorber la radiación y crear una protección así como un color moreno o dorado: el bronceado. La abundancia y el reparto de la melanina determinan el color de la piel y su reactividad al sol.

La quemadura

La quemadura del sol es debida a los UVB y son la muestra de una sobreexposición. Con los productos solares actuales, y después de todas las campañas de información, ya no debería existir. Sin embargo, “aún existen” porque algunas personas son imprudentes o incapaces de protegerse. La quemadura puede ser de varios grados. La de primer grado supone una simple rojez, dibujando claramente las zonas expuestas; esta rojez es dolorosa, punzante. La de segundo grado implica ampollas (la piel se despega). Otros síntomas son mareos, dolores de cabeza, fiebre, pudiendo llegar a la deshidratación por golpe de calor.

Las reacciones anormales: fotodermatosis

Las fotodermatosis son enfermedades de piel debidas a la luz. Unas son debidas a los UVB, otras a los UVA, pero la mayoría de las veces a una asociación de los dos.

Las fotodermatosis

Conocida vulgarmente como “alergia al sol”. La radiodermatitis veraniega benigna es la única fotodermatosis que es realmente frecuente. Se caracteriza por una erupción en el escote y los antebrazos, con picores muy molestos. La radiodermatitis llamada “polimórfica” y la urticaria solar son más raras. Su dermatólogo sabrá reconocerlas en seguida o durante la exploración.

Las fotosensibilizaciones

En este caso, el sol es el único culpable; los efectos son desencadenados por una sustancia llamada fotosensibilizante, aplicada sobre la piel o tomada por vía oral. Los fotosensibilizantes locales pueden estar contenidos en vegetales, perfumes o ciertos medicamentos (antiinflamatorios locales).

A largo plazo

Con el tiempo, tras años de acumulación y de exposiciones excesivas, pueden aparecer otras manifestaciones.

Las manchas solares

Se trata de manchas oscuras, que se encuentran en las zonas más expuestas (rostro y manos). Envejecimiento cutáneo prematuro Se nota en el rostro, el cuello, la nuca, así como en el dorso de las manos y en los antebrazos: arrugas, manchas solares (lentigos actínicos), elastosis (piel amarilla y espesa, en las mejillas, la nuca)…

Aumento del riesgo de cánceres de piel

Es la consecuencia más grave de las exposiciones solares: justifica plenamente las campañas de prevención organizadas por los médicos. En efecto, se ha probado que el hecho de protegerse contra los rayos ultravioleta desde la infancia y a lo largo de la vida minimiza el riesgo de cánceres de piel. Los daños en la piel pueden observarse a diversos niveles:

Las queratosis actínicas

Lesiones rugosas que se ven a menudo en el rostro, el dorso de la mano y el cuero cabelludo de las personas de edad madura. Deben eliminarse porque constituyen verdaderos precursores de cánceres de piel.

Los cánceres de piel

– Los carcinomas son los más frecuentes. La mayoría de las veces, su evolución permanece local. Sin embargo, es necesario establecer un diagnóstico precoz para tratarlos cuando tienen todavía un tamaño pequeño. Empiezan con pequeñas “perlas” translúcidas, costras tenaces y recidivantes. – Los melanomas son mucho más graves: metastatizan, es decir que emigran rápidamente y por lo tanto pueden ser mortales. Se trata en general de manchas oscuras o negras, irregulares, que aumentan bastante rápidamente de tamaño. Un diagnóstico precoz tiene una importancia vital.

[flowplayer src=’http://farmaciaalbatros.es/wp-content/uploads/2011/05/eau-thermale-avene_radiacion_solar.flv’ width=352 height=240]

  • La mejor protección es la ropa. Para todos y especialmente los niños: camiseta, gorra y gafas de sol (homologadas).
  • Los bebés y los niños jóvenes no deben exponerse directamente al sol
  • Las quemaduras debidas al sol son peligrosas, sobre todo en los niños
  • Evitar exponerse entre las 11 y las 16 horas
  • La exposición solar debe ser progresiva
  • La arena, la nieve, el agua pueden reflejar más de la mitad de los rayos del sol en la piel
  • Repetir la aplicación de su protección solar anti UVB y anti UVA cada 2 horas y después de cada baño, independientemente del nivel de protección de su protector solar
  • Utilizar una protección solar adaptada a su tipo de piel
  • La protección solar no está destinada a prolongar el tiempo de exposición
  • En altitud y en los trópicos, es necesario aumentar el nivel de protección del producto utilizado habitualmente…

La Prudencia su mejor amiga

  • Beba regularmente, el sol deshidrata el cuerpo muy rápidamente (preste atención a los niños jóvenes y a las personas mayores)
  • Si se baña, séquese después de cada baño para evitar el efecto lupa de las gotas de agua que provoca quemaduras.

Pin It on Pinterest

Share This